martes, septiembre 29, 2020

Empieza la lucha, nace el nuevo orden mundial

El mundo será el que los ciudadanos construyamos. Artículo de opinión remitido por Pedro Madroñal, sanitario.

Lo más leído

Primeras clases clausuradas en Mairena por coronavirus

Un aula entera confinada en el Isabel Rodríguez, otra en el Antonio González Los colegios Isabel Rodríguez Navarro y Antonio González se han visto obligados...

Corte al tráfico en calle Cervantes los días 29 y 30 de septiembre

La Policía Local de Mairena del Alcor informa que la calle Cervantes permanecerá cerrada al tráfico rodado durante los días 29 y 30 de...

Juan Jiménez renuncia, por motivos personales y profesionales, a su acta de concejal

Carta de despedida de Juan Jiménez Juan Jiménez ha hecho público que deja, momentáneamente, la política, por lo que renuncia a su acta de concejal...

Fumigación para evitar el virus del Nilo

Fumigación antimosquitos contra el virus del Nilo El Ayuntamiento de Mairena del Alcor realiza un nuevo tratamiento contra el mosquito responsable de la fiebre del Nilo...

Empieza la lucha, nace el nuevo orden mundial

Dicen que la gran incógnita de esta histórica situación es saber qué mundo nos vamos a encontrar tras la catarsis. Así se suele plantear, como si el mundo se transformara solo, por generación espontánea, y no nos quedara otra que estar expectantes a ver cómo nace el nuevo orden mundial.

El mundo será el que los ciudadanos construyamos. No hay cambio sin trabajo, sin sacrifico, sin lucha, los poderes de siempre no duermen ni mueren, esperan para volver ganarnos, volver a lo más rentable para seguir aumentando las estratosféricas diferencias entre los dueños y los inquilinos del planeta.

Yo decido, yo separo

La misma palabra «crisis» deriva del griego «krísis» del verbo «kríno» que significa «yo decido, separo, juzgo». Pues eso, la crisis implica la acción de decidir, separar y juzgar de cada uno de nosotros ante este marcado cambio planetario.

Se nos presenta una oportunidad para pelear por lo que verdaderamente importa, una extraordinaria oportunidad. Y es imposible influir sin educación, y no hablo de buenos modales, sino de formación y conocimiento. La mentira se apoya en la desinformación, en la trampa de los likes y en el postureo de quién cobra por velar por nuestros intereses, no solo a corto sino a medio y largo plazo.

Deberíamos saber “estinguí” entre el interés general frente a la propaganda.

Ejemplo. La dirigente más aplaudida en el mundo está siendo Angela Merckel con su política de hechos y no de anuncios. Desde el primer día, la Presidenta alertó de la importancia del virus, habló a su pueblo de forma clara y transparente, llegó a concesos y acuerdos con la oposición, con los presidentes de los Länder (autonomías) y permaneció en cuarentena (dando ejemplo) por haber tenido contacto con un paciente infectado, sí, la Presidenta de Alemania estando sana catorce días en su casa en plena pandemia.
Su país no ha estado confinado en ningún momento y tiene las menores cifras de contagios y fallecidos, y las mayores de curados por el virus coronado a mucha distancia del resto de sus vecinos europeos.

Nosotros, ya sea la administración central, las comunidades o los ayuntamientos, hemos actuado de forma radicalmente distinta; se restó importancia a la pandemia, todos, (dos días antes de decretar el Estado de Alarma con 2.100 casos diagnosticados y medio centenar de muertes estábamos de procesión).

No hemos tenido nunca la información real (aquellos 2.100 infectados y 50 muertes de ese día seguramente habría que multiplicarlos por cuatro o cinco según los estudios epidemiológicos). Lo de alcanzar acuerdos, consensos y lealtades de gobiernos y oposiciones ya para otra crisis mundial si eso, y lo de ser ejemplo con las medidas preventivas, aquí somos más de jalear por sevillanas en la calle a nuestros vecinos en pleno confinamiento y olé.

Pero claro, Alemania también gasta más del doble en sanidad por persona que España, 3.762 euros por alemán frente a 1.594 euros por españolito, una pasada. (Datos correspondientes a 2017 según la información de «System of Health Accounts-SHA» publicada oficialmente por el propio Ministerio de Sanidad de España).

Ustedes pensarán que es normal, son más ricos y pueden gastar más. Cierto.
Pero igualmente, si observamos el gasto comparado por cada país en relación a su Producto Interior Bruto podríamos tener más pistas.

Pues bien, Alemania gasta el 9,5% del PIB en sanidad mientras España el 6,4%.
No solo tenemos menos parné sino que destinamos menos porcentaje del que tenemos al gasto sanitario. Pero oiga, menos presupuesto que Alemania y que catorce países de la Unión Europea, sí catorce. Todos ellos gastan mayor porcentaje de su PIB en sanidad.
También nuestro país está por debajo de la media europea en el porcentaje de gasto sanitario con respecto al gasto total de los propios gobiernos. Y no hablamos de investigación para no hacer más sangre.

Se entiende por tanto que tengamos menos camas de UCIs, menos respiradores, menos médicos y enfermeros por habitante, menos laboratorios, menos test, menos EPIs, menos tratamientos, menos fármacos, menos material, etc… que el resto de países de la Unión Europea.

En España ha habido un desmantelamiento de la Sanidad Pública, a manos llenas, menos recursos, menos personal y peor gestionado. Únicamente compensado por la evolución digital, la migración de usuarios a la sanidad privada y el esfuerzo de los trabajadores, de casi todos.

Un atraco perpetrado con el permiso de muchos que han pensado que con su seguro privado y teniendo a sus hijos en la clínica de moda están protegidos, y ande yo sano ríase el político.

Pero la Sanidad Pública es, entre muchas cosas, «Salud Comunitaria». No somos solo la suma de personas individuales. Nuestra salud depende de la comunidad y la comunidad de nuestra salud, a nivel sanitario, pero también, social, económico, cultural…
Aprender y copiar aquello que tiene base científica, peso argumental y ofrece resultados reales a medio y largo plazo sería una buena estrategia, hacerlo con aquello que pueda gustar en redes sociales a los que siempre están dispuestos al «me gusta» por si acaso, dibuja por momentos una visión positiva pero con escaso beneficio real.

Ejemplo, aquí cerca, nos hemos llevado una década para construir un edificio con una única finalidad, un centro de especialidades médicas en las que a través de un acto único recibamos atención, diagnóstico y tratamiento especializado sin acudir al hospital de referencia. Rápido de describir pero que requiere una gran organización y su gestión debería depender de la «Agencia Sanitaria Bajo Guadalquivir» como el resto de centros con la misma finalidad de Sevilla, Cádiz y Huelva. El CARE está relacionado con el nivel superior de asistencia, la atención sanitaria especializada.

El mismo edificio que antes de abrir ha tenido que ser reformado del tiempo que llevaba esperando ha terminado como urgencias de centro de salud y gestionado por el «Distrito Sanitario Norte», el organismo que gestionan la atención primaria, los centros de salud de la zona que tienen como principal objetivo la prevención, es el primer nivel de la sanidad, que por suerte ya disfrutamos desde hace muchas décadas.

De momento, el millonario edificio, famoso por sus sobrecostes y retrasos, solo ha servido para multiplicar por dos los usuarios de una misma área de urgencias, contrario al sentido común en la atención durante una epidemia. Y además se atiende a una población a mucha mayor distancia, contrario al sentido común de cualquier servicio de urgencias que tiene en la cercanía una condición sine qua non para alcanzar el éxito.

¿Hemos ganado los ciudadanos algo al habilitar el edifico destinado al Centro de Alta Resolución Especializada como sustituto de las urgencias de los centros de salud sin ni un recurso añadido al que ya disfrutábamos?

Cuando las papas queman es cuando se aprecian las carencias del sistema, un castillo de naipes sin planes reales de contingencia y al límite de sus posibilidades, y es cuando más las necesitamos, cuando reclamamos el peso del estado, de la política.

También de los líderes, y más allá de valorar aciertos y errores o echar en falta carisma, decisión, energía, empatía, optimismo o valentía reclamamos capacidad de análisis, de aceptar consejos, de llegar a acuerdos o de comunicar lo que realmente mejora la vida de las personas y no el impacto propagandístico. Algunos dirigentes han sabido capitanear y dar respuesta clara estando al frente de la situación, algunos.

En nuestro país el gran beneficiado, sin dudas, ha sido el conjunto de todos los ciudadanos, la sociedad civil, muy por encima de los poderes fácticos.

Las respuestas y las soluciones han llegado desde el anonimato de vecinos solidarios, serios y responsables, de profesionales del sector público y privado que se han jugado la vida y que han salvado la papeleta a los gobiernos. En general, los ciudadanos han forzado a los dirigentes a tomar las medidas oportunas, a las oposiciones a estar ayudando, a las empresas a ser solidarias, a los vecinos individuales a seguir las normas.

Ha sido la presión ciudadana la gran vencedora. Por mucho que desde medios de comunicación y grandes grupos de poder hayan intentado, y conseguido alguna victoria menor, volver a enfrentar a las personas para su beneficio particular. Hasta ahora ha resistido el sentido común, la cooperación y colaboración de los ciudadanos.

Sigamos fuertes, no olvidemos, no caigamos en la trampa. El debate está virando soplado por esos vientos. Al tiempo que la curva baja, la crispación sube, y volveremos al reparto de culpas, a la construcción del relato partidista y al intento de pasar página de nuestras reivindicaciones reales.

«Creo firmemente que tenemos una oportunidad, pelear por nuestra sanidad, la de todos, nuestra educación, nuestro estado del bienestar. Será un camino largo repleto de trabas pero merecerá la pena. La lucha ya ha comenzado»

– Pedro Madroñal, Sanitario –

 

Más noticias

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas Noticias

Andalucía restringe movilidad en Casariche (Sevilla) y hará cribados masivos en 11 municipios con alta tasa Covid

El Gobierno andaluz ha anunciado este martes que va a proceder a la restricción de entrada y salida de personas en Casariche. Los datos...

Villarejo montó un «tinglado» contra Esperanza Aguirre porque Rajoy quería «cortarle la cabeza»

Villarejo relata en una grabación en febrero de 2017 que se personó en los tribunales contra la expresidenta de la Comunidad de Madrid. El motivo;...

Juan Jiménez renuncia, por motivos personales y profesionales, a su acta de concejal

Carta de despedida de Juan Jiménez Juan Jiménez ha hecho público que deja, momentáneamente, la política, por lo que renuncia a su acta de concejal...

Fumigación para evitar el virus del Nilo

Fumigación antimosquitos contra el virus del Nilo El Ayuntamiento de Mairena del Alcor realiza un nuevo tratamiento contra el mosquito responsable de la fiebre del Nilo...

Corte al tráfico en calle Cervantes los días 29 y 30 de septiembre

La Policía Local de Mairena del Alcor informa que la calle Cervantes permanecerá cerrada al tráfico rodado durante los días 29 y 30 de...