El convento Santa Clara de Carmona sufre las consecuencias de las crisis del Coronavirus

Han habilitado dos líneas de teléfono, una fija (954142102) y otra vía whatsapp (66085695) para atender encargos

0
448
Fuente:https://clarisascarmona.com/

Tras un mes de confinamiento las consecuencias económicas para la sociedad en general están siendo devastadoras. No es diferente la situación que están viviendo actualmente las monjas del Monasterio de las Hermanas Pobres de Santa Clara de Carmona.

Con el cierre del museo las visitas al convento han caído en picado, lo que hace que el torno lleve días sin girar. Dulces que no se venden, producción que ha descendido notablemente y un sustento económico imprescindible para ellas que a duras penas llega.

A través de las redes sociales están proliferando mensajes para incentivar a los vecinos de Carmona a que compren los dulces que realizan las Hermanas Clarisas como acto de solidaridad en estos duros momentos.

Ellas siguen trabajando esperando que sigan sonando los teléfonos para recoger los pedidos que poco a poco les van solicitando. Han habilitado en estos días dos líneas de teléfono, una fija (954142102) y otra vía whatsapp (66085695).

Además en su página web se encuentra un amplio catálogo de todas las elaboraciones que llevan haciendo desde antaño con las recetas originales y los sabores de toda la vida.