Carolina Franco e Iris Poo, residentes de medicina en Alcalá, premiados por un proyecto de investigación 1

Carolina Franco e Iris Poo, residentes de medicina en Alcalá, premiados por un proyecto de investigación

Premiados por un trabajo médico sobre la prescripción y uso adecuado de un fármaco para combatir el ácido gástrico

Carolina Franco e Iris Poo, residentes de los Centros de Salud Campo de las Beatas y Don Paulino García Donas, respectivamente, han sido premiados por un trabajo médico sobre la prescripción y uso adecuado de un fármaco para combatir el ácido gástrico.

El galardón ha sido concedido en el 45ª Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria dentro de la categoría “Proyecto de Investigación”. Este galardón reconoce el interés y aportación de un estudio sobre la actualización en el uso adecuado y prescripción de un fármaco con un elevado nivel de consumo: los inhibidores de la bomba de protones para el ácido gástrico.

Los autores de la investigación son residentes que desarrollan su formación en centros sanitarios de atención primaria de varios municipios en el Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla: Alcalá de Guadaíra, Dos Hermanas y Utrera. A Alcalá pertenecen los residentes Carolina Franco del centro de salud Campo de las Beatas e Iris Poo del centro Don Paulino García Donas.

Por otra parte, están Macarena Quintanilla, María Regla Álvarez y Fandila Sánchez de Dos Hermanas. Mientras que Antonio Vizcaya corresponde al centro de salud de Utrera.

Los autores parten del hecho que representa en los últimos años el incremento de consumo de los fármacos IBP tras su revolución en el tratamiento de enfermedades asociadas al ácido gástrico, minimizando así el papel de la cirugía. Concretamente, subrayan que los IBP se encuentran en los medicamentos recetados con más frecuencia, con una prescripción de un 70% por encima de la media europea.

Tras constatar igualmente esta elevada tasa de consumo en el Área Sanitaria Sur de Sevilla, destacan los motivos atendiendo a varios estudios: el envejecimiento de la población, la automedicación, el elevado consumo de antiinflamatorios no esteroideos, tratamiento empírico de afecciones gástricas menores, falta de revisión periódica de tratamientos y falsa de creencia de inocuidad.

La alta prevalencia de prescripción y su inadecuación a largo plazo llevan a los autores a poner de relieve la necesidad de mejorar la formación de los profesionales para favorecer el uso racional del IBP, reduciendo así sus riesgos a largo plazo.

Carolina Franco e Iris Poo
Carolina Franco e Iris Poo, residentes de medicina en Alcalá, premiados por un proyecto de investigación 2

¿Te ha gustado? ¡Síguenos en facebook y entérate de toda la actualidad!